martes, 30 de marzo de 2010

Reflexión breve en modo dialogado

Este pequeño texto es una ficción. Pero nace de una anécdota parecida y personal.
-----------
Reflexión breve en modo dialogado

-Quiere conocerte.
-Pues que venga a mi casa.
-¡Qué dices, es un Personaje Público!...
-Sí, pero yo, no.

lunes, 29 de marzo de 2010

...Como cuando los días son de Colores...

( A Mariano Vega, que siempre está)
Como cuando los días son de colores aunque no lo sean dejaré mi cansancio aparcado en una esquina rota donde duele a veces vivir. Miraré lejos, y, paso a paso, lenta, sin prisa, iré doblando las sucesivas colinas porque nací para andar.

Como cuando los días son de colores, y la luz es ancha, y el viento es largo, y el cielo transparece de amarillos y azules, y la ciudad es amable, y la gente sonríe, y alguien de pronto llama y pregunta, y cómo estás, y sabes, recordaba yo...

Como cuando los días son de colores y amanezco despacio, y el café aromea, y el sol destila ventanas en las baldosas de la casa, y hay una calle hecha de sueños para habitarla, y nombres que existen y que me recuerdan que existo, y pájaros, claro, siempre los pájaros, y la metáfora de los pájaros...

Como cuando los días son de colores...me miraré las manos en los días grises, cansados, gastados, viejos, sucios, arrugados de noes, macilentos de humo y vaho que enrarece y cansa, y cansa, y cansa...me miraré las manos, sí, en esos días, sin sueño, y entonces...

Otra vez, escribiré palabras para llenarlos de luz, de pájaros, de amarillos y azules, para inventarme ciudades amables, baldosas de ternura, calles hechas de sueño y metáforas.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Labor Cumplida. -25 marzo-2006.- En Memoria-.

No verá el camino mis ojos apartarse,
Ni las sendas me verán reclinada esperando,
Ni me hallará la tarde con las manos vacías,
Ni me encontrará el cielo rodeando los muros.


Me verán de frente las veredas y los senderos,
De pie cara al aire me vislumbrará el horizonte,
Subiendo la colina me recibirán los años,
Mi paso continuará la medida de otros pasos.

Aprendí del árbol a crecer en vertical impulso,
Del árbol Roble que apuntaló mis raíces,
Aprendí que las estrellas están para alcanzarlas
Y que los mares se cruzan sin temer en la orilla.

Así continuo la obra emprendida en la infancia
El trabajo de yunque y la forja del fuego,
Recibiendo la savia del árbol para alzarme
Al tiempo que el crepúsculo en esplendor nocturno
Asiente y conoce que la labor se cumple.

martes, 23 de marzo de 2010

viernes, 19 de marzo de 2010

Aroma

Se ha venido el perfume endulzado de la tarde;
Súbito y breve, en tornasol de luces vespertinas,
Presagio o júbilo, anuncio vesperal del día,
Zumeando en arriates vencidos del invierno,
Haciendo tiritar magnolios a punto del fruto.

Como un difuso tintineo sordo apenas audible,
Entre luces iniciando ventanas de la noche
Acompasado a estrellas titilando en la claror,
Aroma a espliego; jazmín y vértigo.


Ya será marzo cumplido cuando esplenda,
Alzado sobre la victoria presentida;
Hoy aún –sí, tan leve- es un bosquejo
Una silueta de limón y frambuesa
Entre los almendros que sueñan flores.


miércoles, 17 de marzo de 2010

El Sueño

No le resultaba raro lo que le sucedía, porque le pasaba cada noche.

Se dormía y se ponía a soñar. Naturalmente el mismo sueño. Con las mismas personas y en el mismo lugar.

Sencillo y brevísimo. Llegaba a una casa que parecía abandonada y llamaba a la puerta. Le abrían. Entraba. Había cinco o seis habitaciones cerradas. Por los pasillos parecía circular gente a la que no conseguía ver.

Después entraba en un gran salón, en el que parecía haberse instaurado el abandono: telarañas, sillones cubiertos con sábanas blancas agujereadas, cornucopias semi caídas.

Entonces entraban dos personajes.

-Ya has regresado.-le decían con un gesto neutro-.
Él los miraba.
Y se despertaba.

Pero hoy en vez de despertarse ha respondido que sí.

lunes, 15 de marzo de 2010

Gastronomía Local.

-Los machos son más agresivos. Parece que lo notan, cuando les vas a cortar el pescuezo. Las hembras solo dan algún gritito, pero como los atontamos primero tampoco se enteran mucho.
-Lo mejor son las jaulas. Limpias, amplias, tienen comedero y bebedero. Y los cuencos esos de ahí para las necesidades.
-Hombre, lo difícil es ir mejorando, guardar la calidad y un precio ajustado. No es una producción excesiva. Además nos quitaron parte de la subvención; eso hace mucho. Lo que hacemos es importar algunas piezas jóvenes de otras provincias. Si cogen el punto luego las puedes destinar a consumo directo, o sea, de jovencitas, o engordarlas y mantenerlas unos meses hasta que sube la oferta.
-Pero oferta habrá menos, yo al menos tengo menos, sobre todo de machos.
-Es que son más difíciles de cazar Y luego depende de la temporada, en verano es más sencillo, pero la época de invierno se esconden y para sacarlos de las madrigueras y las cobizas es una expedición.
-Por eso te digo que casi mejor dedicarse a las hembras y a las camadas nuevas.
-La carne es mucho más tierna desde luego, por navidad se vende muy bien.
-¿Qué es lo que más vendéis vosotros?...
-Bueno, por piezas o lotes, a mercados, pero en los mercados lo más solicitado es la pierna de niño, el pecho de las mujeres, y espaldilla de los hombres; sin embargo cabeza y cuello se pide menos.

Meneó la cabeza contristado; con lo rico que estaba un cuello de varón bien adobado y en su jugo...
-Tengo que marcharme, desde que me cambiaron a estas pilas nuevas, me dura menos la recarga, y me canso más, chico. Hasta luego.
-Yo sigo con el generador; es latoso, pero me lo pongo de noche y me dura dos días ¿Te llevas algo?...
-Bueno, cárgame a cuenta dos niños y dos varoncitos, pero que no abulten, y dámelos ya troceados, que si no es un coñazo ponerme a partirlos; se pone todo hecho una lástima.
-Dicen que estos un día dominaban la Tierra...
-Leyendas...con lo estúpidos que son, es imposible; míralos, te acercas a ellos y empiezan a tiritar. Pero, en todo caso, si fuera verdad, lo mismo no supieron qué hacían cuando se creyeron los dueños de la tecnología.
-Resulta raro pensarlo... ¿te los imaginas civilizados?...
-¿A estos?- dijo cogiendo un niño por la cabeza y dándole un golpe en la nuca para atontarlo- pero ¿tú le has visto?; le he cogido por el cuello, le he atizado y se le salen todos los fluidos inmediatamente, estos han sido bestias desde que están en nuestro mundo.
-Puede ser...no se, a veces sueño que son ellos los que mandan, puede que de tanto tratarlos, igual me da miedo a veces, a veces te miran raro, como si supieran qué dices...
-Deberías cargarte más a menudo, eso que piensas es cansancio. La Tecnología siempre será más fuerte que una raza tan primitiva como ésta.


***
-Pero, ¿se puede saber qué haces, hijo?...
La miró.
-Nada, estaba escribiendo un cuento, pero no sé como acabarlo.
-Pues vente a cenar que hay chuletas de cordero...
-¿De cordero, ¿estás segura?...
-Anda, pues claro... ¿preferías cerdo?...
-No, no...Cosas mías...

Cerró el cuaderno y miró por la ventana...quién sabe...

domingo, 14 de marzo de 2010

Poema indeciso

Pequeño y breve
El poema respira.

Latiendo.

Temblor de su diminuto corazón
Miedo a morir de olvido.

Tímidamente mira en su torno:
“déjame ser”...

Y así, crece.


jueves, 4 de marzo de 2010

Homenaje

----------------------------

Este texto, está insertado en La Casa de Alena. Es un homenaje.



------------------------

martes, 2 de marzo de 2010

Impreso

[Para atravesar los años conmigo hubieras debido elegir el silencio. ]

[Entonces hubieras podido cruzar la niebla donde los días se solapan; ]
[Grisalla y ceniza en una ciudad donde mi juventud se muere ]
[Sin que los labios se abran para dictar salvo sentencias. ]

[El dolor diseminado en guijarros y piedras en las manos rotas. ]

[Más tú no lo ves; no lo viste. Aterirse de frío era solo cosa mía. ]

[Mientras vuestras miradas cambiaban de acera cada vez que pasaba aquel capazo. ]

[Aquella alcuza de ternura que rodeaba mi vida más allá de ti y de mis quince años. ]

[Mucho más allá de las carcajadas como asesinatos al tiempo de doblar la esquina ]
[La esquina de la calle como navaja para que siguieras jugando. ]

[Para atravesar los años conmigo hubieras debido elegir el silencio. ]

[Porque la palabra ya no te salva de la infinitud de mi vida que viene de antes ]
[De tan lejos de ti como unos ojos que esquivan los míos una mañana de verano. ]

[Hacía sol y tú te reíste para mi eternidad de quien llevaba su nombre en mis labios impreso. ]

-------

* Los corchetes señalan el final de línea de verso. *


Lo puedes escuchar aquí.


--